¡Bienvenido!

Te presentamos el nuevo sitio de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica

Si tenes dificultad para encontrar algún contenido utiliza el siguiente formulario para enviarnos tu consulta y nos comunicaremos a la mayor brevedad posible, tené en cuenta que está disponible el mapa de sitio.

Durante la transición se podrá tener acceso al sitio anterior aunque ya sin actualizaciones.

AGENCIA - Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica

Historia

La Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica fue creada a fines del año 1996, mediante el Decreto PEN N° 1660/96, como marco de una reforma del Sistema de Ciencia y Tecnología (C&T) en nuestro país. El 20 de mayo de 1997 inició su actividad como organismo desconcentrado cuando los nueve miembros de su Directorio se reunieron por primera vez bajó la órbita de la Secretaria de Ciencia y Tecnología del Ministerio de Educación.

El Fondo Tecnológico Argentino (FONTAR) y el Fondo para la Investigación Científica y Tecnológica (FONCyT), constituyeron los dos núcleos sustantivos de la nueva Agencia, que obtuvo el soporte legal y administrativo-financiero de dos unidades de apoyo: la Unidad de Control de Gestión y Asuntos Legales y  la Unidad Funcional Financiero Administrativa (UFFA).

La sanción en 2004 de la Ley N° 25.922 de Promoción de la Industria del Software permitió la creación de un nuevo fondo bajó la órbita de la Agencia: El Fondo Fiduciario de Promoción de la Industria del Software (FONSOFT). A su vez, se incorporó otra unidad de apoyo con el sentido de promover la difusión de la Ciencia, Tecnología e Innovación y divulgar las actividades de la Agencia: La Unidad de Promoción Institucional  (UPI).

Dos años después, y con el doble propósito de dar cuenta del Plan de Fortalecimiento Institucional de la Agencia y para lograr la consolidación de las capacidades de gestión, aseguramiento de la calidad, promoción y evaluación de las contribuciones del Programa de Modernización Tecnológica (PMT III), se crearon las siguientes unidades de apoyo: la Unidad de Gestión Socio ambiental (UGSA), la Unidad de Sistemas Informáticos (USI) y la Unidad de Evaluación y Aseguramiento de la Calidad (UEAC). Cabe destacar que, en el período comprendido entre los años 2003-2007, se observó una importante diversificación de instrumentos. Desde el FONCyT se crearon nuevas modalidades de Proyectos de Investigación Científica y Tecnológica (PICT) y de Proyectos de Investigación Científica y Tecnológica Orientados (PICT-O), se incorporó el Programa de Áreas de Vacancia (PAV), el Programa de Áreas Estratégicas (PAE) y el Programa de Recursos Humanos (PRH), cuyo objetivo es dotar de recursos humanos especializados a las universidades e instituciones dedicadas a la investigación científica y tecnológica. Por su parte, el FONTAR aumentó en dicho período casi cinco veces sus desembolsos en diversas líneas como los Aportes No Reembolsables (ANR), Certificados de Crédito Fiscal, Art. 2 y los Créditos a Empresas (CAE), que se incorporaron para atender las necesidades de una mayor demanda de financiamiento, producto del fuerte crecimiento de la actividad económica y de la reactivación de un gran número de ramas productivas. El FONSOFT lanza sus primeras líneas de financiamiento: ANR y Emprendedores.

En diciembre del 2007, se creó el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, que dio cuenta de un claro ejemplo de la priorización y jerarquización de las políticas de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva. La Agencia se incorporó como organismo desconcentrado bajo la órbita del nuevo Ministerio. Con este fuerte impulso y dentro del marco del PMT III, en el período 2007-2009 se profundizó una política decididamente enfocada en la promoción asociativa, los Programa de Áreas Estratégicas (PAE) administrados por el FONCyT y los Proyectos Integrados de Aglomerados Productivos (PI-TEC) administrados por el FONTAR.

La incorporación de la línea ARAI (Aportes Reembolsables a Instituciones) del FONTAR persiguió en dicho período la promoción de proyectos que estuvieran orientados al desarrollo de servicios tecnológicos para la producción de bienes y servicios, a través de la creación, ampliación o mejoras en las facilidades de instalación, equipamiento y capacitación de recursos humanos

En el período 2009–2011, a lo anteriormente actuado por la Agencia se sumó una focalización de la innovación asociativa y un acoplamiento del conocimiento a la producción. En tal sentido, se creó desde el FONCyT la línea de financiamiento PPL. Desde el FONTAR, se reemplazó el ARAI por el ARSET (Aportes Reembolsables para Servicios Tecnológicos), y los FIT AP (Fortalecimiento a la Innovación Tecnológica en Aglomerados Productivos) y los FIT PDP (Fortalecimiento a la Innovación Tecnológica en Proyectos de Desarrollo de Proveedores) modificaron los PI-TEC (Proyectos Integrados de Aglomerados Productivos).  En cooperación con la Dirección Nacional de Relaciones Internacionales del Ministerio se libraron nuevos convenios de cooperación con el mundo a través de los ANR y los PICT Internacionales.

En el año 2009 se creó el Fondo Argentino Sectorial (FONARSEC), que asumió la tarea de diseño y gestión de herramientas asociativas mediante la conformación de consorcios públicos-privados, y cuya misión es mejorar la competitividad en el sector, contribuir a la solución de los problemas diagnosticados y dar respuesta a las demandas de la sociedad, las empresas y el Estado. Los sectores priorizados por el FONARSEC son los de Biotecnología, Nanotecnología, TICs, Energía, Salud, Agroindustria, Desarrollo Social, Medio Ambiente y Cambio Climático. Para llevar a cabo tal objetivo, se crearon las siguientes líneas de financiamiento: los Formación de Gerentes y Vinculadores Tecnológicos (GTEC), los Readecuación de Infraestructura y Equipamiento Tecnológico (PRIETEC), los Facilitadores de Flujo de Proyecto (EMPRETECNO-FFP) y Empresa de Base Tecnológica (EBT), los Fondos de Innovación Tecnológica Sectorial (FITS).

A partir del año 2010 se dio un fuerte impulso a la difusión de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación a través de la activa participación en los festejos por el Bicentenario en la Posta de la Ciencia y la Tecnología, en Tecnópolis, mediante la actividad Robótica para Todos.